NUESTRA SEÑORA DE MURILLO Ver más grande

NUESTRA SEÑORA DE MURILLO

ART. 103/155

Nuevo producto

Nuestra señora de Murillo, de fibra de vidrio, cm. 155, hecha a mano en Italia.

Más detalles

Tiempo de realización unos 20/30 días

2 888,00 €

Más

Estatua de fibra de vidrio, vacía internamente y muy ligera. Es adecuada para el transporte durante las procesiones. La manufactura es entramente manual. Cuando las partes de la estatua están unidas, se avanza con el afinado, quitando las imperfecciones y después se lima perfectamente y pasa a la sección de coloración. Decoradores expertos pintan interamente a mano, utilizzando barnices indelebles y atenendose a la iconografía clásica.

La fibra de vidrio es un material plástico, muy resistente y antihumedad , que se utilizas en muchos sectores: industria, mobiliario, construcción de barcos, aviones, coches, piscinas de jardín ecc.

Storia

Las informaciones sobre la Asunción de María deriva por los siglos IV y V. El “Tránsito de la Virgen maría”, nos narra que la Virgen pidió a su hijo decirle el día de su muerte pero 3 días antes.

Cristo mantuvo la promesa y el segundo año después de la Ascensión, durante la oración, él vio al Ángel de Dios con una palma en las manos, que le dijo “Dentro de dos días ocurrirá tu ascensión al cielo”. María llamó a José de Arimatea y a los otros discípulos y anunció la muerte de Cristo.

El Domingo, el espíritu santo y Cristo bajaron sobre los apóstoles encima de una nube con unos ángeles. Jesús recibió el alma de su Madre y los ángeles cantaron el Cantar de los Cantares.

El Señor dijo “Como un lirio entre las espinas, así está mi querida entre las mozuelas”. Todos los presentes cayeron y no se pudieron mover.

Cuando la luz se apagó, el alma de la Virgen ascendió a Los Cielos.

En el “Tránsito” se narra que los habitantes de Jerusalén cogeron el cuerpo de la Virgen para quemarlo, pero de repente perdieron la vista y no lograban moverse.

Los apóstoles cogieron el cuerpo de la Virgen, lo llevaron a la valle de Giosafat y lo pusieron en un sepulcro. Como el “Tránsito” dice, una luz les envolvió y, mientras estaban cayendo, el Cuerpo Santo ascendió a Los Cielos.

El culto de esta Virgen está muy difundido. Se conmemora el 15 de Agosto.

En la imagen clásica, la Virgen está sobre una nube con los Ángeles, mientras ella está subiendo al Ciel.

La imagen más popular es la del pintor Español Bartolomé Estebn Murillo (1617-16782).

Reseñas

Escribe tu opinión

NUESTRA SEÑORA DE MURILLO

NUESTRA SEÑORA DE MURILLO

Nuestra señora de Murillo, de fibra de vidrio, cm. 155, hecha a mano en Italia.

NUESTRA SEÑORA DE MURILLO

Novedades

Promociones especiales

Productos más vistos